Tener la fantasía que controlo a otra persona, que descubrirá que soy infiel y tener que hacer las cosas de una manera cronometrada para que no se de cuenta que llevo una doble vida, que tengo tiempo limitado, me hace sentir inalcanzable y mantiene mi mente alerta todo el tiempo, con mucha atención en los detalles, si estoy en los detalles no me permito sentir y de esta manera me siento en control conmigo misma.

Sentirme deseada, inalcanzable, el que me quieran poseer me hace sentir una adrenalina, me siento viva, el saber que soy el centro del universo de alguien más y que su vida emocional depende de mi comportamiento, de si estoy disponible para ella o no, me hace sentir poderosa